Ensalada de garbanzos

Recetas, frías y calientes

Ensalada de garbanzos, frijoles y tomates secos

Ensalada de garbanzos, frijoles y tomates secos

Esta ensalada de garbanzos es saludable, libre de gluten y apta para vegetarianos y veganos.

De vez en cuando se necesita hacer una alimentación depurativa para desintoxicarnos de las toxinas que acumulamos en nuestro cuerpo, y este plato es sin duda uno de los que uso para tal fin.

Lo utilizo cuando viene gente a comer o a pasar el rato, porqué me encanta disfrutar de comida saludable y poder compartirla con los amigos.
Ya he hecho esta ensalada en otras ocasiones, y la suelo hacer cada vez que viene un amigo que es vegano. A él le encanta y a los demás que no son veganos también. Para los demás suelo añadirle un poco de queso fresco por encima.

Además es muy versátil, la podemos servir como guarnición, como aperitivo (la sirvo en pequeños vasos de chupito, con mini tenedores), incluso la podemos triturar y servir como salsa para dipear junto con nachos, galletas saladas o panecillos.

Tenemos varias maneras de servirla: en un cuenco, en vasos pequeños (como un aperitivo), machacada como relleno de un sandwich, en canapés...
Suelo preparar la ensalada el día antes y la dejo ya reservada antes de que vengan los invitados.
No se necesita cocción, ni manchar muchos platos, es sencillísima.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Ingredientes para 4 raciones:

Para la ensalada:
400 gramos de garbanzos ya cocidos.
400 gramos de frijoles negros
1/2 cebolla
1 jalapeño, finamente picado (opcional)
8 tomates secos en aceite
300 gramos de tomates cherry, cortados por la mitad
2 cucharadas de eneldo fresco picado
2 cucharadas de albahaca fresca, picada
3 ramitas de perejil fresco, picado

Para el aliño:
El zumo de 1 limón recién exprimido
2 dientes de ajo, picado
3 cucharadas de vinagre de manzana
Sal y pimienta negra al gusto

Preparación de la ensalada de garbanzos frijoles y tomates secos:

Enjuagamos los garbanzos y los frijoles cocidos y los escurrimos.
Pelamos y picamos la cebolla en cuadraditos.
Lavamos y partimos por la mitad los tomates cherry.
En un recipiente, mezclamos los garbanzos, los frijoles negros, la cebolla, el jalapeño, los tomates secos escurridos, los tomates cherry y las hierbas aromáticas (eneldo, albahaca y perejil). Los distribuimos uniformemente.

Para preparar el aliño de la ensalada, mezclamos en otro recipiente el zumo del limón, el aceite de oliva, el ajo triturado, el vinagre, la sal y la pimienta.

Rociamos el aliño sobre la ensalada de garbanzos y lo mezclamos todo homogéneamente.

La tapamos y la introducimos en el frigorífico durante unas horas o toda la noche para que los sabores se fusionen. Sacamos del frigorífico 1 hora antes de servir.

a