Ensalada de garbanzos

Recetas, frías y calientes

Ensalada de garbanzos con vinagreta dulce

Ensalada de garbanzos con vinagreta dulce

¡Hay tantos ingredientes que se pueden añadir a una ensalada de garbanzos! Pero creo que esta mezcla de ingredientes salados con otros un poco más dulces, crea una combinación muy difícil de superar.

Todos además son frescos, para que el sabor sea auténtico.
He probado también a añadirle unos taquitos de queso fresco o mozzarella, y quedan de lujo.

Me gusta refrigerarlo durante unos minutos para que todos los ingredientes se asienten y se llenen del sabor de la vinagreta, pero no hay ningún problema si queremos comer en el acto nuestra ensalada de garbanzos.

Lo podemos hacer para comer o para cenar, como plato único o acompañado de unos panecillos untados de queso, porque es un plato muy ligero y fresco, algo que apetece en los días calurosos. ¡Una ensalada siempre apetece!

Tiempo de elaboración: 35 minutos

Necesitamos estos ingredientes para 4 personas:

  • 800 gramos de garbanzos escurridos
  • 4 chalotas
  • 2
  • mazorcas de maíz
  • 500 gramos de tomates cherry
  • 3 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 2 cucharadas de cebollino fresco picado
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta

Para la vinagreta dulce usaremos:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1 y 1/2 cucharadas de miel
  • 3 dientes de ajo, picados o presionados
  • El zumo y la cáscara de 1 lima

Cómo preparar nuestra receta

Esta es la elaboración de la ensalada de garbanzos con vinagreta dulce:

Lavamos muy bien los garbanzos que ya están cocidos y los escurrimos. Reservamos.
Pelamos y picamos las chilotas en rodajas muy finas. Reservamos.
Separamos los granos de maíz de las mazorcas y reservamos.
Lavamos y cortamos por la mitad los tomates cherry. Reservamos.
Picamos finamente tanto la albahaca como el cebollino.

En un cuenco grande, mezclamos los garbanzos con la cebolla, el maíz, los tomates, la albahaca y el cebollino.

Agregamos la sal y la pimienta a nuestra ensalada y lo mezclamos todo para que se integren todos los ingredientes.

Una vez que tenemos preparada nuestra ensalada, elaboramos la vinagreta dulce.
Para ello, picamos finamente el ajo, exprimimos la lima y rallamos finamente la cáscara.
Juntamos en un cazo pequeño, el aceite de oliva virgen extra, el vinagre, la miel, el ajo picado y el zumo y la ralladura de la lima.

¿Esto ya va tomando cuerpo verdad? Ahora lo calentamos a fuego lento hasta que la mezcla este tibia, la miel se derrita y el diente de ajo empiece a saltar.

Vertemos esta vinagreta sobre la ensalada y mezclamos todo para que todos los ingredientes se impregnen de ella.
Cubrimos el bol con papel de film y metemos la ensalada de garbanzos en el frigorífico media hora antes de servirlo.
También lo podemos hacer un día antes, los sabores se potenciarán y estará mucho más potente.