Ensalada de garbanzos

Recetas, frías y calientes

Ensalada de garbanzos, aguacate y feta

Ensalada de garbanzos, aguacate y feta

La receta de ensalada de garbanzos, aguacate y queso feta es perfecta para el verano. ¡Y es verano! En verano hace calor. Demasiado calor para utilizar el horno.

Verano es barbacoas y mosquitos. Verano es playa y quemaduras solares. Verano es ensaladas y platos fresquitos. Montones y montones de ensaladas.

Lo mejor de las ensaladas es que no requieren cocción, ni horno, ni fuego, se hacen en 5 minutos literalmente. Las ensaladas son ligeras, refrescantes y son un perfecto acompañamiento a los platos de las barbacoas. Y puedes variar sus ingredientes a placer.
Esta ensalada en concreto es una de las más sabrosas, más fáciles y más baratas que he hecho hasta la fecha. Ni 10 minutos he tardado en hacerla.

Terminas saciada completamente, ya que los garbanzos son una legumbre muy energética y aportan mucha proteína de la buena.

Pero al acompañarla de ingredientes frescos y sanos, no le añadimos ni un gramo de grasa de más, ¡no lleva ni aceite!

El aguacate le aporta grasa, pero de la buena, de la que necesitamos.
Esta ensalada la pueden comer los vegetarianos (si retiramos el queso también los veganos) y los intolerantes al gluten.

Y si ya nos ponemos del todo, podemos cocer los garbanzos nosotros mismos el día anterior, que serán cien por cien naturales.
Eso sí, siempre utiliza unos garbanzos de buena calidad, que el sabor es lo primero que se va a resentir.

Tiempo de elaboración: 10 minutos.
Ingredientes para 4 raciones:

700 gramos de garbanzos cocidos (unos dos tarros)
2 aguacates, cortados en cubitos
Unas ramitas de perejil picado
1/2 cebolleta blanca
400 gramos de queso feta
El jugo de 1 limón
Sal y pimienta al gusto

Cómo preparamos la ensalada:

Ponemos bajo el grifo los garbanzos ya cocidos para retirarle el agua, la sal y los conservantes que contiene. A mi me gusta que queden bien lavados, no pringosos.

Cortamos el aguacate por la mitad y le quitamos el hueso. Lo pelamos y los cortamos en cubitos pequeños. Reservamos.
También pelamos y cortamos la cebolleta, en láminas finas.

Picamos las ramitas de perejil groseramente.
Escurrimos el queso y lo desmenuzamos en trocitos pequeños.
Exprimimos el limón y reservamos su jugo.

Mezclamos todos los ingredientes anteriores (menos el jugo de limón) en un cuenco grande, revolvemos suavemente para que se impregnen todos los sabores, con cuidado de no triturar el aguacate y el queso feta.

Sazonamos con sal y pimienta al gusto, y aderezamos con el jugo de limón recién exprimido, que le dará un toque especial y más sabor.
Lo introducimos unos minutos en la nevera hasta que enfríe por completo.
Servimos bien frío. ¡Ya está lista nuestra receta de ensalda con garbanzos!

a